La primavera los saldos altera

En estos días semiprimaverales aún pueden encontrarse saldos precedentes, como los de Tempus, aunque me parece que son de títulos nuevos que hasta ahora no habían sufrido esta circunstancia, como La infantería al ataque, de Rommel, o Doctores en el infierno, curioso titulo que esconde las memorias de una de las estenógrafas de los juicios de Nuremberg.
En las fotos pueden verse los platos fuertes de esta primavera: tomos de la historia del Conde de Toreno de la guerra de independencia, y los primeros títulos de Libsa de la serie de Técnicas bélicas ahora a mitad de precio. Lástima que algunos ya los compramos a su precio original…

Anuncios

Rebajas en e-book

Para los  que tienen un kindle, o incluso otro lector de e-book (y ganas de convertir el formato y saltarse el DRM)… ahora mismo y hasta Reyes (se supone; no he encontrado una fecha concreta por ninguna parte) se pueden comprar más de 200 libros (concretamente 209) con descuentos, más o menos importantes. Hay muchísima novela histórica y algunos de historia a secas, sobre todo divulgativa. Entre muchos otros, podemos encontrar libros de Javier Cercas, Javier Negrete, Jesús Hernández e incluso, ejem, Pedro J. Ramírez, entre 0,99 y 1,99 € (y el libro de Pedro J tiene más de 1200 páginas)… También hay un montón de libros de Chaves Nogales, aunque no tan baratos, como puede verse en las capturas adjuntas.
Recordad también que antes de comprar un ejemplar se puede descargar un fragmento del libro, más o menos significativo según el editor, que ayude a decidir la compra. Y que sigue habiendo ofertas diarias en ocasiones muy interesantes, como el segundo tomo de las memorias de Alcalá Zamora (a 1,99 € el 7 de noviembre).
Para los que aún no tienen lector de e-book especializado, pero aún así les puede el afán de consumismo y la compra compulsiva de productos rebajados, recordad que en cualquier ordenador/teléfono/tableta se pueden instalar las aplicaciones de lectura de Amazon, donde leer, anotar y archivar en la nube los libros que compremos, aun no teniendo un Kindle.

¡Más Osprey, es la guerra!


No acabamos de digerir la última encuesta de RBA, y van y nos ofrecen por correo electrónico otra nueva serie de Osprey, en esta ocasión denominada Biblioteca Osprey Grandes Batallas.

Como puede verse en el enlace (y en la captura de pantalla adjunta) en esta ocasión se trata de 30 títulos que, a simple vista, parecen en buena parte “reciclados” con nuevas portadas de las colecciones pretéritas sobre la antigüedad, la edad media y la segunda guerra mundial. Otros sí supongo que son novedad en castellano.

Juraría que también la he visto anunciada en TV con El País al mediodía, pero como fue de refilón y es posible además que fuera en una cadena local y no nacional, no me atrevo a decir nada. En todo caso los interesados pueden consultar el minisitio web creado para su promoción en la web de RBA, e interrogar en consecuencia a su quiosquero.

ACTUALIZACIÓN: sí se vende también con El País, o algo así los domingos. He aquí su web paralela a la de RBA.

ACTUALIZACIÓN 2: No me lo apunté en la agenda y se me pasó comprar el Osprey de las Termópilas por dos euros, más el País. Un buen consejo de alguien que sí lo hizo en los comentarios.

Los saldos de este verano

Ejem.. como siempre (es decir, tarde y mal) comentamos los saldos que este verano más o menos pueden encontrarse en librerías especializadas, grandes almacenes y puestos callejeros. Por lo que he visto, abundan los títulos de editoriales del grupo Planeta, incluyendo, me temo, casi todo el catálogo de la editorial Militaria. Entre tanto bestseller lo cierto es que se incluye una gran cantidad de novela histórica e histórico-bélica, unos pocos libros de historia militar, preferentemente relacionados con películas y series de TV, y algunos de historia general a mi juicio valiosos, como biografías y varios títulos de González Suárez de Espasa. Siguen en venta la mayoría de los títulos que en abril salieron de Ariel, incluyendo Austerlitz y La batalla de Inglaterra de Bungay. A estos libros se han añadido más de esta editorial como el Alejandro de Cartledge, Banderas de nuestros padres de Bradley, y Diario de un marine de Sledge, que interesará a quienes haya gustado la reciente miniserie de The Pacific.

También se encuentran números de la colección de quiosco RBA-Gredos, yo por lo menos he visto que se pueden comprar completos todos los tomos de la Historia de Heródoto, la guerra del Peloponeso de Tucídides, o varios de Jenofonte. Aunque la edición es de quiosco, por lo menos estos títulos en concreto cuentan con todo el aparato crítico.

Muchos de estos libros, en especial los de Crítica, ya están en bolsillo, pero esta es una buena oportunidad para adquirirlos en tapa dura por prácticamente el mismo precio, como La batalla del Ebro y La batalla de Madrid de Reverte. Este año abundan los títulos referentes a la guerra civil, incluyendo la novela de Sánchez Dragó sobre su padre, un gran número de biografías más o menos clásicas (el Lerroux de Álvarez Junco, Largo Caballero de Fuentes, la de Alcalá Zamora anteriormente en Ariel, etc.) lo que hace sospechar que empieza a saturarse el mercado con tanto título sobre esta guerra.

Confieso que, personalmente, este año no he comprado ninguno, ya tenía todos los que me podían interesar, lo que no sé si dice algo bueno de mi juicio o de mi bolsillo. Aprovecho la ocasión para recomendar un título que no llamó demasiado la atención en su día, y del que desgraciadamente descuidé hacer una reseña: los negocios de la guerra. Armas nazis para la república española de los profesores daneses Heiberg y Pelt. Una notable investigación de la trastienda del tráfico de armas y municiones durante 1936-39 desde Alemania, pero también otros países, en especial Grecia, con destinos diversos, además de España. Entre sus interesantes conclusiones recuerdo la de que Italia se vió debilitada por su implicación en la península, mientras que la Grecia de Metaxas aprovechó para renovar su capacidad bélica, en especial la fabricación de munición. Un trabajo notable de historia económica, que me temo pasará desapercibido entre novelas sobre conspiraciones nazis y grandes guerreros enemigos de Roma.

Algo más de 300 encargos

Paul Cartledge: Termópilas. La batalla que cambió el mundo. (Thermopylae: The Battle That Changed the World, The Overlook Press 2006) Editorial Ariel, Barcelona 2006 (cartoné) y Barcelona 2008 (bolsillo). 400 pgs.
Aunque la edición en bolsillo salió justo a tiempo para la edición en DVD de 300, he retrasado su reseña hasta ver Casi 300. Ya puestos, podía haber esperado por si se deciden a hacer una continuación
(302¿?) y ya de paso hablamos de alguna batalla realmente importante, como Platea.
Y es que para mí las Termópilas evocan, ante todo, el peplum, las películas de Maciste y Sansón, el coloso de Rodas y, cómo no, El león de Esparta. Sí, ya lo sé. Ya no hacen películas como las de antes. ¿O sí? Porque, quitando las mejoras técnicas, no veo que haya mucha diferencia conceptual entre estos “clásicos” de las sesiones dobles de los cines de barrio con “300” o esa de Troya con Brad Pitt. Bueno, sí, las pelis viejas permitían ver más carne femenina (y de mejor calidad) los guiones no eran tan simplones, y al profe de catecismo incluso le parecían educativas, suponiendo que todas seguían el modelo de Fabiola o el Jabato. Sano entretenimiento juvenil.
En realidad, Paul Cartledge sabe mucho más de griegos y espartanos de lo necesario para cumplir el encargo de escribir un libro aprovechando una taquillera superproducción superheróica. Y aunque no es un novato en esto (publicó otro libro sobre Alejandro Magno en 2004) lo cierto es que nadie puede acusarle de plegarse al comercialismo. Su erudición es profunda, elocuente, y se desborda cada vez que hay que citar a las fuentes originales en su idioma original.
Por lo demás, lo siento, lo cierto es que
el tema no da para mucho, la típica descripción de Esparta y de la batalla que se viene haciendo desde Herodoto y desde el punto de vista proheleno. Aquí contamos con una buena descripción en una web clásica de historia militar. Cartledge dedica más espacio a la historia del mito de las Termópilas desde la antigüedad hasta nuestros días, y lo hace bien, ya que el tema no da mucho más. Habría preferido mayor profundidad sobre los lacedemonios y su historia, tanto anterior como posterior, y menos sobre el empleo de las Termópilas por los militaristas de toda nuestra historia europea como ejemplo ante una masacre. El suicidio ritual nunca ha sido muy popular en Occidente, aunque ejemplos no nos han faltado, pero personalmente prefiero otro tipo de temas más en las orillas de la onda clásica principal, al estilo de Peter Levi o Tim Cornell.
Para mí, el concepto del mundo de los lacedemoni es de lo más absurdo y repugnante que ha podido parir la mente humana, sólo por detrás -muy poquito- del nazismo, empleado desde siempre como ejemplo por los aristócratas helenos para dar miedo a la morralla demócrata. Las Termópilas tuvieron mucho menos importancia real que la que le dio la propaganda posterior, y aburre casi tanto como este libro. Pero yo soy de los que prefieren la mitología romana a la helena, así que no me hagan mucho caso.

Redistribución de colecciones de kiosco

Por lo menos en Madrid se está volviendo a redistribuir desde el primer número, el Stalingrado de Beevor, la colección de RBA “Grandes batallas”. Como no he visto ninguna campaña publicitaria puede que sea algo “local”, no olvidemos que no siempre estas colecciones salen sincronizadas por toda España, como bien saben los que viven en Zaragoza o Canarias.