…Por si os han pasado desapercibidos

Desde antes de Navidades puede verse este cartonaje, tanto en la capital como fuera de ella. El Osprey de Zaloga sobre la invasión de Polonia (bastante bueno) y el de Shepperd sobre Francia en 1940 (bastante peor) por 9,95€.  Para el que le falte algún título (o que no la comprara en su momento) es una nueva oportunidad.
Curiosamente, aunque puede verse en quioscos desde el año pasado (por lo menos desde unos días antes de Navidad) en la web de RBA a 3 de enero del 2013 aún figura como agotada. Es de esperar que corrijan este fallo después de las fiestas.

Anuncios

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 15ª y última entrega

Guía para la colección “RBA Carros de Combate” 15ª y última entrega. Si bien otras colecciones intentan terminar con algo de ceremonia y empaque, para esta más bien parece que han dejado los restos menos interesantes. La maqueta representa al discretísimo autopropulsado italiano M75/18.

57. La invasión italiana de Abisinia. The Italian invasion of Abyssinia 1935-1936. Nicolle, David. 1997. (42 de la edición anterior). Un resumen, desgraciadamente muy breve, sobre la primera demostración del fascismo italiano como matón de pueblo, conquistando un inmenso trozo de nada. Eso sin mencionar la suprema ironía del no descubierto petróleo libio, bajo su soberanía desde 1912…
Prácticamente sólo se habla de uniformes en piés de foto y de figuras. No es un Essential, pero no deja mal sabor de boca. 

58. AfrikaKorps. Afrikakorps 1941-1943. Williamson, Gordon. 1991. (67 de la edición anterior). Tras un resumen escueto de su historia y unidades, descripción detallada de uniformes, equipo e insignias. Sin más.

59. La legión Extranjera Francesa 1914-1945, French Foreign Legion 1914-1945. Windrow, Martin. 1999. (33 de la edición anterior). Sólo dedica las láminas a los uniformes, intentando en el resto de libro resumir apenas dos guerras mundiales y 30 años de combates, de África al Ártico pasando por Indochina. Casi nada.

60. Carros polacos 1939-1945. Polish Armour 1939-1945. Barbarski, Krzystof. 1982. (38 de la edición anterior).Y por último, por fin un título sobre blindados. Pero como pasa con estos títulos finales, 60 páginas muy ilustradas son insuficientes para profundizar en temas de enunciados tan extensos. Va de los primeros FT-17 de 1919 hasta la amarga victoria final en Italia, Austria y Alemania, con la práctica totalidad del equipamiento occidental, de la URSS y también alguno alemán, pues el autor aún consigue meter un párrafo sobre el material capturado en el levantamiento de Varsovia. Las ilustraciones se reservan mayoritariamente para los que lucharon con equipo francés, inglés y norteamericano.

¡Y terminó la reedición!.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 14ª entrega

Guía para la colección “RBA Carros de Combate” 14ª entrega- Para esta penúltima entrega han seleccionado a un carro ligero norteamericano, el M26 Chafee, que tuvo un breve servicio en el ejército español. Aunque viene con insignias para la segunda guerra mundial, por lo visto el molde está basado en un ejemplar posterior.

53. Carros ligeros estadounidenses. US Light Tanks, 1944- 1984. Zaloga, Steven. 1984. (26 de la edición anterior). Sí, Zaloga también mete mano a todo tipo de olivas estadounidenses. Buen título, y pese a que fue escrito en 1984, no está anticuado; es un tema en el que no se han producido grandes avances o reinterpretaciones.

54. Los carros medios M47 y M48 Patton. The M47 y M 48 Patton Tanks. Zaloga, Steven. 1999. (16 de la edición anterior). La espina dorsal de occidente en los 60 y 70, prácticamente toda Europa occidental los tuvo en inventario. Afortunadamente nunca tuvieron que emplearse en el frente para el que estaban diseñados. Y los israelíes se deshicieron de ellos casi antes que los sherman (modificados). Tampoco quisieron adaptar sus chasis para otros usos como sí hicieron con T54/55, shermans, centurion… curioso. En España sí dejaron buen recuerdo, aunque parece que fue más bien por comparación con el AMX-30.
55. El poderoso Merkava. Merkava Main Battle Tank (1977-1986) Katz, Samuel M. 1997. (3 de la edición anterior). Los israelíes consiguieron fabricar el mejor carro de combate para sus guerras, justo cuando terminó la época de las grandes batallas que habían marcado toda su historia. Por supuesto no se sabía nada de esto cuando se diseñó, y de hecho aún no se sabía gran cosa sobre este carro cuando escribieron este libro. Eso sí, el autor lo colma de alabanzas.
El deseo de proteger ante todo a la tripulación pone su énfasis en la coraza, y que no importe su baja velocidad, escasa autonomía y ausencia de elementos todo tiempo, ya que no se piensa en emplearlo en cabalgadas de cientos de kilómetros, ni en que deba vadear grandes ríos o combatir en ambientes lluviosos o con mal tiempo, aunque sí que aguante tormentas de arena. Hasta ahora sólo ha servido como blanco de piedras y de alguna trampa urbana con explosivos. Nunca se tuvo nunca en cuenta la posibilidad de exportarlo o de emplearlo en otro escenario que no fuera Israel, de ahí que sus parámetros de diseño sigan siendo únicos en el mundo.

56. El carro de combate Challenger. Challenger Main Batte Tank 1982-1997. Dunstan, Simon. 1998. (59 de la edición anterior). Último intento británico de sacar provecho de la buena fama del Centurion conseguida por los israelíes (después de remodelarlos de arriba a abajo). Pero como siempre, es un libro escrito en el Reino Unido sobre un producto del Reino Unido, así que Dustan hace lo que puede para disimular el mediocre comportamiento de este chisme en todos los ejercicios de la OTAN en los que se presentó, y concluye con una loa a su comportamiento correteando por Irak en Desert Storm. Patético.

Septiembre y sus coleccionables

Todos los septiembres los quioscos españoles se llenan de cartones y embalajes con todo tipo de fascículos y coleccionables, pero este año, entre abanicos, cursos de baile y tai-chi, llega una de modelos de aviones, ideal para los que no tienen tiempo o paciencia para construirlos y pintarlos.

Para los maquetistas de pro este tipo de colecciones son demasiado básicas, pero los que tenemos hijos o sobrinos agradecemos su robustez y entereza. También ha ido mejorando la calidad de fabricación de los modelos, y no tienen nada que ver ya con aquellos que Del Prado alternaba con los Osprey Aces. Esta calidad también tiene su precio: son mucho más grandes de lo que es habitual en colecciones de quiosco (escala 1/72) y por ese detalle no es buena idea dejarlos al alcance de los muy pequeños.
El primer número, ya en los quioscos, ya muestra que esta colección es algo atípica, pues comienza con un aparato no demasiado famoso (el F-100) para continuar con otros más populares, como el Phantom II (con librea española), el Mig III o el F-14 Tomcat. Cada entrega incluye un fascículo con información sobre el avión.

A mi quiosquero le parece que su precio es bastante elevado para que en estos tiempos la gente continúe con su compra más allá de los primeros números (1º a 2,95€, 2º y 3º juntos por 13,99€); pero es que tienen poco que ver con los de otras colecciones a primera vista semejantes. Si lo comparas con lo que vale el modelo de plástico para montar y pintar, además de las herramientas y pinturas necesarias, entonces no resulta tan caro, y todo eso sin contar con el ahorro de tiempo. Sí, ya sé que hay gente que considera que eso es lo divertido del asunto, pero créanme, para los más patazas no siempre es así.

Entrada patrocinada.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 13ª entrega.

Guía para la colección “RBA Carros de Combate” 13ª entrega. Modelo de plástico, el Elefant, basado en el ejemplar del museo de Aberdeen, capturado en Anzio.

49. Panzer ligeros. German Light Panzers 1932-1942. Perrett, Bryan. 1998. (32 de la edición anterior). Como ya han reeditado casi todos los títulos dedicados a blindados alemanes, para acompañar a este superpesado sólo quedan los dedicados a vehículos ligeros. Este título de Perret, como otros de su pluma, muestra un resumen neutro y efectivo sobre este importante componente de la blitzkrieg. En realidad, fueron estas máquinas las que por miles conquistaron Polonia, Holanda, Bélgica y Francia, integradas en divisiones blindadas, junto con unos poquitos centenares de carros medios.

50. Autoametralladoras alemanas. German Armoured Cars and reconnaissance Half-Tracks 1939-1945. Perrett, Bryan. 1982. (66 de la edición anterior). Muy parecido al ejemplar anterior, del mismo autor, si bien el apartado gráfico es algo más flojo. Aunque el título en español es muy correcto, despista un poco. Válido en líneas generales. aunque algo anticuado (sí, Jentz&Doyle también han escrito sobre ligeros). Dedica tan poco espacio a cada modelo que es difícil meter la pata.

51. El carro medio T34/85. T-34/85 Medium Tank 1944-1994. Zaloga, Steven, y Kinnear, Jim. 1996 18 de la edición anterior). Buen título de Zaloga, actualizado y posiblemente el escrito más recientemente de toda esta reedición. Por buscarle algún pero, sólo puede decirse que la historia del t34/85 no había acabado en 1994. En África aún es posible que estén en combate, o que intervengan en el futuro.

52. Divisiones de campaña de la Luftwaffe. Luftwaffe Field Division. Conley Ruffner, Kevin; Volstad, Ron. 1990. (24 de la edición anterior). No tiene absolutamente nada que ver con blindados o carros. Aún más, a estas divisiones ni siquiera los más fanáticos de los germanoadictos pueden considerarlas como “tropas de élite”… pero bueno, por lo menos es un libro con un excelente ilustrador, bien escrito, documentado y centrado en su tema, sin rellenos o borrajas.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 12ª entrega

Guía para la colección “RBA Carros de Combate” 12ª entrega. El modelo en esta ocasión es el voluminoso M1A2 Abrams.

45. El carro de combate M1 Abrams. M1 Abrams Main Battle Tank 1982-1992. Zaloga, Steven. 1993 (47 de la edición anterior). Escrito inmediatamente después de su entrada en combate en Desert Storm, en este volumen todo son parabienes y felicitaciones para un arma que tuvo un debut increíblemente favorable. Vamos, que ha sido el ojito derecho de la propaganda USA pre y posguerra fría, el único momento de todo el siglo XX en el que los EEUU han podido presumir de fabricar el mejor carro del mundo. Y el que más combustible gasta. Y el más simple, aunque caro de mantener. Y sin embargo, creo que sigue mereciendo esa corona, aunque sólo sea porque sus rivales aún no han entrado en combate. Y en la guerra la experiencia es muy, muy importante. Aunque en un principio y como se lee en este libro no se alentaba su exportación, al final ha resultado apto para la venta para ejércitos que naden en petróleo. Y para el Egipto de Mubarak.

46. El vehículo de reconocimiento Scorpion. Scorpion Reconoisanse Vehicles 1972 – 1994. Foss, Chris; Dunstan, Simon. 1995 (75 de la edición anterior). Las Malvinas fueron la Desert Storm de este vehículo para los británicos, al que elevaron en un pedestal, aunque al poco tiempo lo retiraban de servicio. Sigue en uso en gran cantidad de ejércitos de todos los continentes, aunque no, por ejemplo, en la infantería de marina española.

47. El vehículo de combate Warrior. Warrior Combat Mechanised Vehicle 1987-1994. Foss, Christopher. 1994 (22 de la edición anterior). Los soviéticos inventaron eso del VCI (vehículo de combate de infantería) que los occidentales han llevado a la exageración de este Warrior, y el del libro siguiente, el estadounidense Bradley. Ambos son muy parecidos, pero sólo en el aspecto exterior. En este caso, lo de ser un libro publicado en Gran Bretaña sobre un producto de su industria se lleva muy mal, así que el bueno de Foss no se atreve a contar nada malo de este chisme. Como todo lo que han fabricado los ingleses desde el Centurion, ha decepcionado a sus usuarios, consiguiendo superar en precio y complejidad incluso a productos tan mediocres como los franceses. Aunque aún es posible que se modernicen y prolonguen su agonía, parece que la solución pasa por adoptar, oh, cielos, “nuestra” familia de Pizarro/Ulan. Por supuesto, nada de esta información figura en este libro, escrito en 1994.

48. El vehículo de combate M2/M3 Bradley. M2/M3 Bradley Infantery Fighting Vehicle 1983-1995. Zaloga, Steven. 1995 (49 de la edición anterior). El Bradley (y el TOW) sí fue un éxito, tanto en combate como en ventas, aunque de nuevo sólo entre estados que nadan en petróleo. Escrito en 1995 por Zaloga, la información que ofrece, por supuesto, está igualmente muy anticuada.