De nuevo, ofertas y saldos

Sí, ya sé que había prometido no volver a aparecer por esos antros de vicio y perdición que son los almacenes, puestos de saldo y libros de lance.  Donde coquetos ejemplares susurran a los incautos desde las estanterías, con la brisa agitando los delicados carteles que anuncian el descuento por volumen. Covachas inmundas que disimulan su condición mercenaria bajo afeites y barnices, cual meretrices pasadas de años y kilos. Dan la apariencia de cultura, cuando son vulgares sacacuartos, que sin piedad ni decencia…

 

 

Que sí, que me gustan más las ofertas que el puré de patatas con mayonesa. Qué le vamos a hacer.

 

A destacar que de nuevo aparece una obra maestra de los estudios sobre el III Reich. La toma del poder por los nazis, de William Sheridan Allen. Por si no les convence mi opinión, aquí tienen una detallada reseña de su contenido.

Y todo esto antes de las oficiales rebajas de verano. Seguiremos informando…

Anuncios

Heydrich, la furia del converso

Robert Gerwarth: Heydrich: el verdugo de Hitler (Hitler’s Hangman: The Life of Heydrich, 2011 Yale University Press). Traducción de Javier Alonso. Editorial La Esfera de los Libros, Madrid, 2013. 584 pgs. Edición en papel, Cartoné, 33.90 €. Edición digital traducida: 9,49 €. Para Kindle: 9,02 €. Edición digital, en inglés, 13,5 €.

El subgénero de “biografías de nazis” sigue de buena salud en España. Además de poder elegir entre distintos títulos sobre Goering, Goebbles, Hitler o Himmler, ahora contamos con la última sobre Heydrich, y con una portada mucho mejor que la original. 
Robert Gerwarth no es aún, por edad, uno de los gurús en esto del III Reich, a la manera de Kershaw o Evans. Pero apunta maneras. Lo primero que se agradece de este texto es la calidad de la traducción. Aunque no se han molestado en buscar referencias en español de la bibliografía, por lo menos nos ahorran los molestos ripios que tienen muchos títulos traducidos desde la ignorancia más absoluta de la materia que tratan. Por lo demás, esta biografía dicen que supone un gran avance desde las anteriores, un salto parecido al que se ha dado con las de Himmler desde la de Padfield a la de Longerich
Este libro cuenta a la vez la vida de una persona, y el comienzo del holocausto.  En el segundo aspecto Gerwarth no innova demasiado, sigue fielmente a Browning, Friedländer y Longerich. Pero en el primero sí da bastantes sorpresas. A Heydrich siempre se le ha retratado como un monstruo, un ser abyecto y despiadado, el prototipo de malvado nazi de película de propaganda bélica que se precie. La moda iniciada por Arendt en sus reportajes sobre Eichman de retratar a los perpetradores del holocausto como burócratas sin empatía, seres capaces de organizar el traslado de seres humanos al matadero como si fueran berenjenas o pollos, no afectó demasiado la imagen de Heydrich. que sigue igual de malvado y perverso, por ejemplo, en el estudio de Callum Macdonald (1989). No llegué a leer la última “gran” biografía de Heydrich de Max Williams (dos tomos, 2001, 2003), ni la de Whiting (1998), un autor que ya me decepcionó en otros trabajos suyos, y parece que no me equivoqué demasiado, dado que Gerwarth apenas los cita dos veces… y una de ellas es en la bibliografía. Tampoco he leído (aun) la reciente novela sobre su asesinato (HHhH, de Binet) pero sí he visto casi todas las películas que se han realizado sobre el mismo, desde la de Lang y Brecht hasta las soporíferas y detalladas miniseries de la televisión checa. Así que no es de extrañar que el planteamiento de esta biografía me haya cogido un poco por sorpresa: Heydrich como ser humano. 
Comienza, justamente, por su famlia, a la que hasta ahora se ha retratado como pozo inmundo de acomplejados y antisemitas fracasados. Nada más lejos de la realidad: cierto que su padre no llegó a ser un nuevo Wagner o Strauss, pero tampoco ha habido tantos compositores alemanes que llegaran a representar sus obras, incluso una ópera, en la segunda mitad del siglo XIX. Su conservatorio en la ciudad prusiana de Halle fue, hasta la primera guerra mundial, un próspero negocio y una institución cultural de primer orden, un logro nada desdeñable para el hijo mayor de la viuda de un cerrajero, que siempre se preocupó de los suyos. Los rumores de su “ascendencia judía” por intrigas de un antiguo alumno expulsado tampoco marcaron tanto su vida, ni la de sus hijos, como biógrafos anteriores han venido repitiendo desde 1932. Resulta además que ni su padre ni el joven Heydrich fueron miembros de esas oscuras organizaciones antisemitas radicales, en cuyos registros Gerlach no ha encontrado rastro. 
Se conoce perfectamente en qué trabajó en la Kriegsmarine, los motivos de su expulsión, incluso que no se había interesado para nada en política hasta conocer en 1931 a su futura esposa y a su familia, nacionalsocialistas de primera hora. También desmiente todo lo que se ha escrito hasta ahora (o es posible que hasta Williams) sobre sus malas relaciones con Himmler, o con Canaris. Pero tampoco es que se trate de que todos los biógrafos hayan ido repitiendo lo que decían sus subordinados en la posguerra, también encuentra nuevas miserias, como su negativa de ayudar económicamente a sus padres, apenas dos años y medio después de que le ayudasen  a casarse justo cuando había sido expulsado con deshonor de la marina. Una expulsión, por cierto, y aun en el contexto de uno de los peores años de crisis en Alemania, que no le impidió el poder elegir, entre varias ofertas de trabajo, una de las peor pagadas: organizar el servicio de seguridad interna para un partido político. Eso sí, con derecho a vestir uniforme. 
Lo más terrible de este libro, repito, no es que sea la biografía de un monstruo, sino la de una persona no muy distinta a cualquier otra. Poco a poco vamos comprendiendo que ensayistas como Arendt apenas se distrajeron con los flecos de una realidad mucho más compleja y deprimente: que convertirse en verdugo está al alcance de cualquiera de nosotros.

…Y semisaldos en librerías, y en internet

Como los grandísimos almacenes no suelen distinguirse por ofrecer los precios más baratos, he dedicado unos minutos a ver si los semisaldos de la entrada anterior están disponibles en más sitios. Al margen de que es posible que otras librerías también los tengan, y a un precio distinto, resulta que casi todos figuran con este precio rebajado en la librería on-line de Casadellibro.com, así que es de suponer que también dispongan de ellos en sus tiendas físicas. No los he encontrado en otras librerías a distancia, pero internete es muy grande y todo es posible.
Parece que los grandes grupos editoriales intentan evitar el saldo “puro y duro” de otras épocas, con sus distribuidoras y su vendedores ambulantes, y prefieren a esta modalidad más fina de “oferta en grandes almacenes”… también a un precio mayor.
Empecemos por los libros que ahora mismo (23-8-12) están a 5,95 € (sí, saldos a 1.000 pesetas el ejemplar…).

ADOLF HITLER: UNA BIOGRAFIA NARRATIVA de JOHN TOLAND, EDICIONES B, S.A., 2009. 1488 páginas. Aunque escrito en 1972, para algunos sigue siendo la mejor biografía de Hitler, sobre todo entre los que están siempre con eso de que está muy feo insultar o cabrearse con tu biografiado. Aunque yo con la de Ian Kershaw quedé muy satisfecho, y me aburrí con la de Bullock, supongo que le daré una oportunidad.

BREVE HISTORIA DE LA INCOMPETENCIA MILITAR de ED STROSSER, y MICHAEL PRINCE, EDICIONES B, S.A., 2009.  Parece que el estudio de la historia, si es militar, sigue siendo la crónica de gloriosos generales y batallas, preferentemente de la nacionalidad del historiador, Afortunadamente, a veces se publican libros como este, que suponen un aire fresco muy saludable, contando grandes meteduras de pata de supuestos grandes hombres. Contiene crónicas de todas las épocas, muy recomendable, sobre todo para los que no suelen leer libros de historia.

LA TOMA DEL PODER POR LOS NAZIS: LA EXPERIENCIA DE UNA PEQUEÑA CI UDAD ALEMANA, 1922-1945 de WILLIAM SHERIDAN ALLEN, EDICIONES B, S.A., 2009. Un clásico de la  historia de este periodo, reescrito en los 90 con el hallazgo de nueva documentación. El complemento ideal (y más digerible) a los libros de Gellatelly, Eric A. Johnson, etc.

 MEMORIAS DEL MARISCAL DE CAMPO KESSELRING de ALBRECHT KESSELRING, TEMPUS, 2009. 453 paginas. Pagué 50€, hace eones, por la edición de la editorial AHR de 1953,  en dos tomos con un total de 700 páginas, así que como mínimo esta edición de Tempus han tenido que remaquetarla. De hecho, ignoro si la traducción es buena, mala, o nueva, la de 1953 presumía de ser directa del alemán, y no me dejó mal sabor de boca, a excepción de los mapas. La introducción de Kenneth Macksey también es nueva, y estuve a punto de comprarlo sólo por ella.

¿Qué se puede decir a estas alturas de Albertito el Sonriente? Prodigio de la justificación y el autoengaño, hay que reconocerle que es agradable de leer, aunque sea muy preciso en asuntos militares. De todas las memorias de los mariscales escritas en los 50, la suya seguramente sea la más amena y variada, por la gran diversidad de mandos que tuvo, y es la única (exceptuando, quizás, y a otro nivel, a Skorzeny) que consigue transmitir lo que debía ser el encanto personal del autor. 

BREVE HISTORIA DE LOS VIKINGOS. de JONATHAN CLEMENTS  EDICIONES B, S.A., 2008. Para ser breve, su edición en papel tiene 352 páginas. Curioso.

AL SERVICIO DE SU MAJESTAD: CIEN AÑOS DE ESPIONAJE BRITANICO. de THOMAS GORDON, EDICIONES B, S.A., 2009. 608 páginas sobre los MI5, 6, 7… Ignoro si el autor es el famoso psicólogo infantil, o un homónimo. 

EL PINTOR DE CRACOVIA. de JOSEPH BAU, EDICIONES B, S.A., 2008. La autobiografía de uno de los personajes (reales) de La lista de Schindler, en concreto en la película es el enamorado que  se casa con su novia.

EL HOMBRE QUE HUMILLO A HITLER de BENJAMIN CARTER HETT, EDICIONES B, S.A., 2008. Biografía del abogado Hans-Joachim Litten, que durante la república de Weimar se especializó en defender causas contra los nazis…. Lo raro es que llegase a vivir hasta 1938. 

POR TIERRA, MAR Y AIRE de ROBERT D. KAPLAN, EDICIONES B, S.A., 2008, para los que gustan de seguir las recientes (2008) vicisitudes del ejército USA por todo el globo. 

EL HAMBRE QUE VIENE: LA CRISIS ALIMENTARIA Y SUS CONSECUENCIAS de PAUL ROBERTS, EDICIONES B, S.A., 2009. Ensayo de geopolítica muy de actualidad, aunque se publicara hace cuatro años.

GOERING de ROGER MANVELL y H. FRAENKEL, TEMPUS, 2009. 521 páginas. OJO. Este libro SÍ está rebajado en las librerías físicas, pero en la puntocom sólo aparece con su precio original. Reedición de una biografía escrita en 1962, y ya publicada por Grijalbo en 1969, digamos simplemente que es correcta, pero que está ya algo anticuada. En español tenemos disponible desde hace poco otra gordísima de Kardesky, con buenas reseñas. 
Caso raro en ese subgénero histórico que son las “biografías de nazis”, en este caso narrar su vida no supone escribir la historia de la segunda guerra mundial desde su perspectiva. Sí de la preguerra y del ascenso al poder. Y los cotilleos de su vida privada sí tienen interés.

EL ALAMEIN de PHILIP WARNER, TEMPUS, 2008.  OJO. Este libro SÍ está rebajado en las librerías físicas, pero en la puntocom sólo aparece con su precio original. Por lo que contaron en su día, un libro más de un inglés sobre una victoria inglesa. Como ya tenía el de Latimer, no lo he comprado.

Colecciones de quiosco: Biblioteca de la II guerra mundial (Planeta) (1)

Como ya prometí no hace mucho (ejem) intentaré reseñar más o menos brevemente los títulos de las colecciones de kiosco que actualmente están en distribución en España. Comienzo con la más veterana, no sea que termine antes que yo. :’)

1: Berlín. La caída: 1945, de Antony Beevor
Otras ediciones accesibles en español: en tapa dura, Crítica – Colección Memoria / Crítica.
En bolsillo, Booket.

Buen título para comenzar, aunque hace ya mucho que ha salido en bolsillo. Beevor fue en buena parte responsable del actual boom de la historia militar en España por su Stalingrado. Como todo superventas, tiene sus admiradores… y sus detractores. Para sus admiradores, uno de sus mejores títulos, ameno y riguroso. Para sus detractores, una de sus “motos” mejor vendida, inferior a los “auténticos clásicos” como Cornelius Ryan.

2: Auschwitz. Los nazis y “la solución final”, de Laurence Rees
Otras ediciones accesibles en español: en tapa dura, Crítica – Colección Memoria / Crítica.
En bolsillo, Booket.
Por alguna razón es el libro sobre el holocausto que más ediciones ha conseguido vender en España. Es un “libro de documental”, escrito aprovechando la realización del documental de la BBC con motivo del cincuentenario de la liberación de Auschwitz. Su área temática no es sólo lo ocurrido en la actual Oswiecim, sino que sintetiza todo el proceso de la persecución judía en Europa. El documental también fue emitido por TVE1, aunque abreviado e introduciendo asertos sobre las víctimas españolas, introducidas por María Galiana. No es que sea el mejor libro de divulgación disponible sobre el holocausto, pero tampoco es el peor.

3 y 4: La segunda Guerra Mundial I. El camino hacia el desastre. La segunda Guerra Mundial II. El triunfo y la tragedia, de Winston S. Churchill
Otras ediciones accesibles en español: en tapa dura, La Esfera de los Libros.
En bolsillo, La Esfera de los Libros-bolsillo. También hay ediciones anteriores, agotadas, sin abreviar.

Traducción del resumen de 1958 de “La segunda guerra mundial” de Churchill, seis gruesos tomos reducidos a dos con la autorización del mismo Sir Winston. Se suele olvidar que el mayor galardón internacional recibido por Churchill fue el premio Nobel de literatura. Combinación casi perfecta de memorias y libro de historia general, con un estilo que no es frecuente encontrar en este tipo de libros. Lea un par de párrafos al azar y, si consigue no imaginarse al viejo bulldog con una copa en la mano y envuelto en el humo de su puro dictando estas memorias, no lo compre.

5: El último día de Adolf Hitler, de David Solar
Otras ediciones accesibles en español: en tapa dura, La Esfera de los Libros.
En bolsillo, La Esfera de los Libros-bolsillo.

Otro libro sobre el fin del III Reich, desde el búnker del Fhürer. Lo cierto es que habiendo leído “El hundimiento” de Fest (buf) y “Los últimos días de Hitler” (excelente) de TrevorRoper, no me he sentido con fuerzas como para emprender su lectura. Aunque algo bueno debe tener (aparte del cargo de Solar en La Esfera) para haber conseguido tantas reediciones.

6: Stalingrado, de Antony Beevor
Otras ediciones accesibles en español: en tapa dura, Crítica – Colección Memoria / Crítica.
En bolsillo, Booket.

La obra maestra de Beevor, inauguró la moda de publicar nuevos libros sobre la historia de la segunda guerra mundial basándose en “los archivos soviéticos”… fuera o no cierto, y por historiadores que desconocen el idioma ruso. Aunque el episodio central de “Enemigo a las puertas” no tiene nada que ver, y que Beevor dedicó toda la promoción a negar la existencia del duelo de francotiradores, por la coincidencia de fechas en España fue (y es) el libro que capitaliza el interés por esta batalla que despertó la película de Annaud. En realidad el film está basado en el “clásico” anterior de William Craig, cuya reedición por Destino pasó sin pena ni gloria, y la obra de Beevor tiene otros méritos, que sería prolijo enumerar aquí.

7 y 8 : Hitler. Una biografía, de Joachim Fest (I) y (II)
Otras ediciones accesibles en español: en tapa dura, Planeta.
Gracias al éxito de la película “el hundimiento”, basada en uno de sus libros, Fest ha visto relanzada la edición de sus obras en todo el mundo. Su biografía de Hitler estaba anticuada después de los trabajos de Bullock y, sobre todo, Kershaw, que están en bolsillo y además acaban de reeditar en tapa dura.

9: Iwo Jima. Seis hombres y una bandera, de James Bradley con Ron Powers
Otras ediciones accesibles en español: en tapa dura, Ariel – Colección Grandes batallas.
En bolsillo, Booket. En quiosco, en Memorias de guerra – Altaya.

Como de costumbre, libro “famoso” por haber inspirado una película, “Banderas de nuestros padres” (2006), muy inferior a su contraparte, Cartas desde Iwo Jima (2006). Del libro poco más se puede añadir.

Kershaw reeditado

Península ha reeditado la proteica biografía de Hitler escrita por Ian Kershaw en 2000-2001, aprovechando la creación de una nueva colección, Gran Atalaya, en la que también figura “el fantasma del rey Leopoldo” lo que no deja de ser curioso puesto que sigue encontrándose de saldo en Madrid. Aunque ya estaba en península-bolsillo durante varios años, la extensión de cada uno de los tomos hacen muy recomendable este tamaño y reedición.

Por cierto, también muy recomendable el libro de Hochschild “El fantasma del rey Leopoldo“, en cualquiera de sus ediciones, tanto por lo que narra como por las reflexiones aterradoras que se extraen acerca de la fragilidad de la memoria colectiva y de la eficacia de las relaciones públicas, incluso en el ámbito de la historia.

Simplemente Vecinos

Gross, Jan Tomasz : Vecinos. El exterminio de la comunidad judía de Jedwabne, Polonia. (Neighbors. The Destruction of Jewish Community of Jedwabne, Poland, 2001. Traducción de Teófilo de Lozoya). Editorial Crítica, Colección Memoria/Crítica
Barcelona 2002. 256 pgs. 15,5 x 23 cm, Tapa Dura
ISBN 84-8432-325-0
Esta reseña del libro de Gross la tenía “en reserva” hace tiempo. La recupero porque estoy con la lectura de “Varsovia, 1944” de Davies, y me está dejando a cuadros, y eso que ya lo recomendaba la lumbrera de Vidal…
Tal y como indica el subtítulo, “Vecinos” trata de la masacre de Jedawbne, una pequeña aldea polaca cerca de la Prusia Oriental, donde la mitad polaco-católica de sus 3000 habitantes masacró con palos, piedras y otras armas de fortuna a la otra mitad polaco-judía, ante la estupefacción de los escasos alemanes presentes.
Esta comarca de Polonia pertenecía a la mitad ocupada por los soviéticos de septiembre de 1940 a julio de 1941; Los sucesos tuvieron su precedente nada más ser ocupado el pueblo por los alemanes en “Barbarroja“, con el asesinato de dos familias judías. Los polacos recibieron a los alemanes como libertadores, con arco triunfal y todo. A finales de mes, los escasos policías alemanes presentes autorizaron a la comunidad polaca, con su alcalde a la cabeza, a realizar un “pogrom”, pero no se esperaban que éste terminara con la muerte de todos los judíos del pueblo, a excepción de los que tenían en la cárcel los alemanes (que terminaron en Auschwitz, aunque alguno sobrevivió), y los que protegió una familia polaca.
La “justificación” de esta barbarie fue que los judíos habían colaborado con los soviéticos; en un típico caso de desplazamiento psicológico, el recibimiento que los polacos dieron a los alemanes se dijo que lo habían tributado los judíos a los rusos en 1939… algo completamente falso, tanto en este pueblo como en toda la Polonia oriental, como demuestra Gross. En el pueblo había polacos comunistas que también fueron purgados nada más tomado el lugar, pero en esas fechas los alemanes no se esperaban tamaña reacción de los campesinos polacos.
Poquísimos judíos del pueblo eran hasidim, y en nada se diferenciaban por riqueza o trabajo de sus vecinos. Las relaciones entre ambas comunidades eran excelentes durante los años anteriores, como atestigua, aparte de documentalmente, un rabino neoyorquino que en su infancia en los años 20 fue compañero de juegos de varios de los verdugos…
El autor confiesa que no encuentra una explicación. No tiene la “soberbia” (entre comillas, ahora no se me ocurre un adjetivo más adecuado) de Goldhagen de ser capaz de encontrar la “piedra filosofal” que explique cómo medio pueblo torturó, humilló y terminó matando con los métodos más crueles a su alcance a la otra mitad. Eso sí, apunta muchas pistas, entre ellas tres que normalmente se olvidan a la hora de intentar comprender cómo gente corriente, no jóvenes nazis con el cerebro lavado, no inhumanos SS especialmente adiestrados, fueron capaces de realizar semejante barbarie.
Primero, el antisemitismo tradicional católico de Polonia, y especialmente el de la “Nueva Polonia” de Pilsudski. Los últimos “pogroms” en lo que después fue Polonia no tiene unos antecedentes tan lejanos, 1916, y el anterior en 1856… Pero incluso entonces el estado ruso zarista no era tan profundamente antisemita como el nazi. Había unos autoridades a las que recurrir, a las que sobornar para que procurasen que reinase el orden y que contuvieran a los fanáticos. También hay que tener en cuenta que estamos hablando de una zona rural de las más atrasadas de Polonia, siempre a caballo entre Prusia y Rusia.
Segundo, la codicia. No es que los judíos fueran más ricos que los polacos, pero para los ejecutores suponía doblar sus pertenencias. Varios de los procesados en 1947 reconocieron que habían ocupado casas de judíos “porque estaban abandonadas”, un matrimonio en concreto tuvo la desfachatez de decir que el hijo de los muertos les había pedido que vivieran con él, porque la casa era muy grande y tenía miedo… En 1943, el alcalde fue arrestado por los alemanes por no haber repartido con ellos el botín.
Tercero, la descomposición del orden normal de convivencia, la impunidad que representaba la permisividad alemana, mayor que la que podía haber supuesto el zar más antisemita. La zona había conocido cuatro guerras y varias ocupaciones: 1914-18, 1920-21, 1939, 1941. Guerrilleros polacos habían actuado en la zona durante los 20 meses de la ocupación soviética, y siguieron actuando después contra la ocupación rusa de 1945 hasta fechas tan tardías como 1957. En este contexto, el que unos vecinos no especialmente antisemitas decidieran culpar a medio pueblo de todas las guerras y desastres, para de paso quedarse con tierras y casas no resultan tan terriblemente extrañas para el resto del género humano.
Este libro se publicó primero en Polonia, en el 2000, y generó una gran polémica, ya que fue el caso más grave, pero no el único, que se dio en el verano de 1941. Todavía hubo pogroms en la Polonia de 1946 y 47, víctimas tanto de un antisemitismo medieval como del estupor de ver a judíos intentar regresar a unas casas que sus vecinos ya daban como definitivamente abandonadas.

La importancia de apellidarse Hess


Lebert, Norbert y Stephan: Tú llevas mi nombre. La insoportable herencia de los hijos de los jerarcas nazis. Booklet – Planeta, Barcelona 2005.

Publicado directamente en bolsillo, este breve librito decepciona un poco por la falta de ambición con la que ha sido escrito. Parte de premisas muy prometedoras, averiguar en el 2000 qué ha sido de los descendientes de los jerarcas nazis en la Alemania de la posguerra, contando además con el punto medio. de varias entrevistas realizadas hace veinte años por el padre del autor.
Podía haber sido la base de un gran análisis de la Alemania de los últimos cincuenta años, o por lo menos el retrato colectivo de una serie de familias tan distintas en sus puntos de salida como en los de entrada. Pero ni siquiera logra hacer atractivos los retratos de tantos personajes tan contradictorios (hablo de los hijos), que van de la negación a la exaltación de los valores de unos padres que en su mayoría no han conocido, pero que han marcado desde la tumba la suerte de sus decendientes.
Las entrevistas/reportajes, la verdad, no llegan a armar un libro, pero eso no significa que no sean amenas y rápidas de leer. Quizás pido demasiado al reclamar tesis y conclusiones cuando los entrevistados abarcan todas las posibles reacciones del espectro humano, de la aceptación acrítica (generalmente de los más jóvenes en 1945) hasta el rechazo absoluto, pasando por intentos de comprensión y asimilación plena de los hechos, como el siempre complejo hijo sacerdote de Bormann, cuya biografía merecería una traducción al castellano.