Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 12ª entrega

Guía para la colección “RBA Carros de Combate” 12ª entrega. El modelo en esta ocasión es el voluminoso M1A2 Abrams.

45. El carro de combate M1 Abrams. M1 Abrams Main Battle Tank 1982-1992. Zaloga, Steven. 1993 (47 de la edición anterior). Escrito inmediatamente después de su entrada en combate en Desert Storm, en este volumen todo son parabienes y felicitaciones para un arma que tuvo un debut increíblemente favorable. Vamos, que ha sido el ojito derecho de la propaganda USA pre y posguerra fría, el único momento de todo el siglo XX en el que los EEUU han podido presumir de fabricar el mejor carro del mundo. Y el que más combustible gasta. Y el más simple, aunque caro de mantener. Y sin embargo, creo que sigue mereciendo esa corona, aunque sólo sea porque sus rivales aún no han entrado en combate. Y en la guerra la experiencia es muy, muy importante. Aunque en un principio y como se lee en este libro no se alentaba su exportación, al final ha resultado apto para la venta para ejércitos que naden en petróleo. Y para el Egipto de Mubarak.

46. El vehículo de reconocimiento Scorpion. Scorpion Reconoisanse Vehicles 1972 – 1994. Foss, Chris; Dunstan, Simon. 1995 (75 de la edición anterior). Las Malvinas fueron la Desert Storm de este vehículo para los británicos, al que elevaron en un pedestal, aunque al poco tiempo lo retiraban de servicio. Sigue en uso en gran cantidad de ejércitos de todos los continentes, aunque no, por ejemplo, en la infantería de marina española.

47. El vehículo de combate Warrior. Warrior Combat Mechanised Vehicle 1987-1994. Foss, Christopher. 1994 (22 de la edición anterior). Los soviéticos inventaron eso del VCI (vehículo de combate de infantería) que los occidentales han llevado a la exageración de este Warrior, y el del libro siguiente, el estadounidense Bradley. Ambos son muy parecidos, pero sólo en el aspecto exterior. En este caso, lo de ser un libro publicado en Gran Bretaña sobre un producto de su industria se lleva muy mal, así que el bueno de Foss no se atreve a contar nada malo de este chisme. Como todo lo que han fabricado los ingleses desde el Centurion, ha decepcionado a sus usuarios, consiguiendo superar en precio y complejidad incluso a productos tan mediocres como los franceses. Aunque aún es posible que se modernicen y prolonguen su agonía, parece que la solución pasa por adoptar, oh, cielos, “nuestra” familia de Pizarro/Ulan. Por supuesto, nada de esta información figura en este libro, escrito en 1994.

48. El vehículo de combate M2/M3 Bradley. M2/M3 Bradley Infantery Fighting Vehicle 1983-1995. Zaloga, Steven. 1995 (49 de la edición anterior). El Bradley (y el TOW) sí fue un éxito, tanto en combate como en ventas, aunque de nuevo sólo entre estados que nadan en petróleo. Escrito en 1995 por Zaloga, la información que ofrece, por supuesto, está igualmente muy anticuada.

Anuncios