As de dos guerras y en tres fuerzas aéreas; Rodolphe de Hemricourt de Grunne, el aristócrata que no quiso ser espía.

As de dos guerras y en tres fuerzas aéreas; Rodolphe de Hemricourt de Grunne, el aristócrata que no quiso ser espía.
spit_iiahg
Su última montura, un Spitfire Mark II del 609 Squadron, matrícula P7436

Rodolphe Charles Godfroy de Hemricourt de Grunne es el cuarto hijo del conde belga Charles de Grunne, y de la condesa originaria de Francia Marie de Montalebert. Nace, como es normal en la época, en el domicilio familiar de Etterbeek, cerca de Bruselas, el 18 de noviembre de 1911. La Gran Guerra hace que los Hemricourt viajen primero a Londres y después a París, donde Rodolphe  aprende sus primeras letras. Sin interés por los estudios, abandona la universidad en Bélgica para cursar ingeniería agrónoma en Casablanca, en el Marruecos francés. A la hora de hacer el servicio militar en 1934 intenta entrar en aviación, pero es rechazado, pese a que pide a sus contactos familiares que le recomienden. Así que sirve en caballería. Al terminar, y estimulado por su hermana Anne, se saca la licencia de piloto privado, la número 371 de Bélgica.

Rodolphe se dedica a disfrutar de la vida y no destaca por nada en especial entre los jóvenes de su edad y posición, fuera de su interés por las mujeres y los aviones. Aunque uno de sus tíos, Xavier, es senador por Rex, y otro, Guillaume, ferviente antirrexista, y encargado de la corte de la reina, no muestra ningún interés por la política. Por ello sorprende a todos cuando, en septiembre de 1936, viaja a España para unirse a las fuerzas rebeldes. Las noticias de la prensa derechista belga sobre la persecución a los católicos en la “España Roja” le deciden a presentarse en Burgos como voluntario. Seguir leyendo “As de dos guerras y en tres fuerzas aéreas; Rodolphe de Hemricourt de Grunne, el aristócrata que no quiso ser espía.”

Podcast sobre Zelanda 1940, el primer éxito de las Waffen-SS

Los Podcast, radio bajo demanda, están triunfando en Internet, y TamboresLejanos no podía permanecer más tiempo al margen. En este pequeño podcast de, ejem, casi cuatro horas, resumo la primera parte de Zelanda 1940/1944 El bautismo de fuego de las Waffen-SS y la llave de Europa, con la ayuda de Daniel CarAn y del equipo de CasusBelli, a quienes estoy muy agradecido por la difusión que han dado de mis tesis, pese a la distancia y a las dificultades técnicas de la grabación. Se puede escuchar en directo en el reproductor que figura más abajo, o descargar el archivo para escucharlo donde y cuando quieras, o acudir directamente a Ivoox donde Casus Belli tiene su canal.

https://amzn.to/2kJqhn2
https://amzn.to/2kJqhn2

Ir a descargar

En un mes ya acumula casi 20.000 descargas, y 300 Me Gusta. ¡Muchas gracias a todos!

…Algunos saldos de verano…. y de Inédita y de Osprey

Como todos los años, los grandes grupos editoriales aprovechan las rebajas de verano para soltar lastre de sus almacenes. En el apartado de ensayo, éstos son los titulos que, de momento, pueden verse en las librerías de los grandes almacenes. Títulos de Ariel, Martínez Roca, Crítica, ediciones B…. 

Sin embargo, supongo que también despertará interés la noticia de otros saldos no tan recientes, de bastantes títulos de RBA-Osprey, así como de títulos de Inédita. Por lo visto, esta página web se ha quedado con sus libros, o por lo menos yo no los he visto en más sitios. Pueden pedirse de forma individual o en lotes. No figura que cuenten con tienda abierta al público, sólo nave industrial. 

Ni idea de cuánto tiempo hace que los están saldando, el servicio que prestan… No les he comprado nada y no creo que lo haga, tengo ya los títulos que me interesan.

Volviendo a los saldos de este verano, he aprovechado para llevarme por doce euros la biografía de Trotski de Service, el sovietólogo de mayor fama en occidente, y los diarios de la última amante de Mussolini, más que nada porque no les auguro ninguna reedición en un futuro cercano.

La cara de la señorita que me atendió, como siempre, al ver las portadas de lo que me llevaba, un poema… ¡¡Para una vez que no compro libros llenos de esvásticas!!