RBA planea publicar más colecciones de Osprey


La editorial barcelonesa RBA ha realizado por correo electrónico (y posiblemente por otros canales) una encuesta entre antiguos suscriptores, para comprobar qué interés pueden tener en una nueva selección de títulos de Osprey de temática medieval. No, nada de napoleónicos. Medieval.

Entre las preguntas realizadas pedían entrar a valorar una serie de títulos, creo que de casi todas las colecciones, de Warrior a Campaign pasando por Fortress:

Crac de los Caballeros y otros castillos cruzados
Caballeros Hospitalarios. Los guerreros de la cruz de Malta
Caballeros de Outremer. Élite cristiana en los territorios ocupados
Malta 1565. La postrera resistencia de los cruzados
Acre 1291. Crepúsculo sangriento de los reinos cruzados
Templarios. Los guerreros de Cristo
La Tercera Cruzada 1191. Ricardo Corazón de León y la batalla por Jerusalén
La Segunda Cruzada 1148. Desastre en Damasco
Bizancio 600-1453. El bastión cristiano en Oriente
Hattin 1187. La gran victoria de Saladino.

Entre las consultas realizadas, como puede verse por la captura de pantalla, parece verse un intento del departamento de mercadotecnia de delimitar un poco hacia quién dirigir la publicidad de este tipo de colecciones; hacia un público digamos que ilustrado, que sabe más o menos lo que está leyendo… o bien dirigir el interés hacia el tema templario, que tiene más “tirón”, y vende más. Incluso nos piden nuestra opinión en el diseño del cartonaje, canastos, si hasta podemos empezar a creer que estamos en el siglo XXI y que la opinión de los clientes es tenida en cuenta….

En otro orden de cosas, los que compraron el diario El País el pasado domingo 14 de noviembre pudieron adquirir el primer número de la anterior colección de La Segunda guerra mundial a 1,95 €, una promoción sólo válida para España, Aquí está el listado de las entregas pues parece que no serán todos los títulos anteriormente distribuídos en quiosco. Y sí, me suena que se ha hecho esta promoción con algún otro diario anteriormente, pero como creo que ya se me ha escapado, no me llevo del todo bien con el gremio de los quiosqueros. Mea culpa.

Disclaimer, en función de evitar especulaciones más o menos bienintencionadas:

No, no han preguntado si la compraríamos con figuritas.

No, no se sabe nada del tema napoleónico.

Y no, no tengo ninguna fuente privilegiada de información ni relación con esta editorial. Simplemente, saben difundir mejor sus productos por esto de la Internete, o por lo menos yo me entero mejor.

Anuncios

Los bárbaros de Barbero

Alessandro Barbero: El día de los bárbaros, Adrianópolis, 9 de agosto de 378.

Colección: ARIEL GRANDES BATALLAS 240 pgs. Tapa dura. PVP: 19,50 € ISBN: 84-344-5321-0

Me parece que empiezo a añorar aquellos días en los que empecé este blog, a la caza y búsqueda de erratas y gazapos, y lo digo porque, afortunadamente, cada vez veo menos. En esta ocasión, por ejemplo, no he encontrado nada que criticar, a no ser el precio. Implecablemente escrito y traducido; con una bibliografía en la que se ha cuidado el detalle de indicar ediciones españolas de títulos que no son de la misma editorial; el diseño editorial, limpio y sencillo, nos hace olvidar que por un libro que se lee en una tarde hemos pagado casi veinte euros.
Y Barbero está impecable. Aunque realmente nos engañe con “sus” tesis, la descripción que hace del bajo imperio y de sus barbáricos vecinos es vigorosa, implacable, precisa, con todas sus aristas intactas. Su fidelidad, pero no sometimiento, a las fuentes es absoluta.
En realidad, me dicen los especialistas, Barbero apenas escribe una apostilla a un debate iniciado por W. Goffart hace casi treinta años sobre la integración de los foederati (que son, y no, bárbaros) en el Imperio. Algo se puede leer en español en La edad media a debate. L. K. LittleG. H. Rosenwein (ed.) Akal, Madrid 2003. El ensayo de Goffart es el primero. Pero si lo que les ha llamado la atención es la pluma de Alessandro Barbero no sufran, en breve comentaremos su “Waterloo“.

Cómo disparar un arcabuz en sólo ventisiete pasos

Varios Autores: Técnicas bélicas del mundo antiguo (3000 a. C. – 500 d.C.) Equipamiento, técnicas y tácticas de combate.
Varios Autores:
Técnicas bélicas del mundo medieval (500-1500) Equipamiento, técnicas y tácticas de combate.
Varios
Autores: Técnicas bélicas del mundo moderno (1500-1763) Equipamiento, técnicas y tácticas de combate. Editorial Libsa, 20 x 27 cm. 256 pgs. cada uno. Cartoné.

Por fin ha salido el tercer tomo de esta interesante serie, traducida al español por Libsa. Ciertamente, como el resto de títulos de esta editorial, no está dedicado a un público muy especializado, pero tampoco es una simple colección de dibujos e ilustraciones, como resulta bastante habitual en este tipo de productos.

Los autores son especialistas más o menos académicos, pero el producto conseguido es bastante ameno, siempre y cuando te interese el tema, claro. Cada uno de los tomos tiene la misma estructura: infantería, caballería, mando y control, guerra de asedio, y guerra naval. La perspectiva es quizás excesivamente eurocéntrica, pero los temas tratados eran ya lo suficientemente amplios como para quejarse porque no se mencionen apenas técnicas o batallas de otros lugares del mundo. Pero quitando a Connolly, que ilustra parte del tomo dedicado a la guerra antigua, las ilustraciones y los mapas son lo de menos. El texto como mínimo es correcto, y algunos capítulos son especialmente brillantes, aunque en ningún momento se apartan de un punto de vista, digamos, muy anglosajón.

Si nunca consiguió entender cómo se organizaban los remeros en una quinquerreme, qué era eso de la tercerola, la formación en cuadro o cómo asediar una fortaleza de Vauban, éstos son sus libros. Si por el contrario busca descripciones de batallas… también las hay, a veces por duplicado (no se coordinaron demasiado bien los distintos capítulos) pero con excepción de las del tomo dedicado a la era antigua no resultaron demasiado logradas.

Incluyen vocabulario, índice analítico y bibliografía. Que no hagan ningún intento de adaptarla es lo habitual en las ediciones españolas, así que no resulta sorprendente que te citen las obras de “Xenophon” o “Thucydides” por sus títulos en inglés. Pero que en los tres tomos introduzcan todos los libros ilustrados del catálogo de Libsa sobre la segunda guerra mundial o la guerra civil española resulta más que desconcertante. ¿De verdad una bibliografía tiene interés publicitario?

Ediciones originales:
Fighting Techniques of the Ancient World (3000 B.C. to 500 A.D.): Equipment, Combat Skills, and Tactics. Simon Anglim, Rob S. Rice, Phyllis Jestice, Scott Rusch, John Serrati
Fighting Techniques of the Medieval World: Equipment, Combat Skills and Tactics.
Matthew Bennett, Jim Bradbury, Kelly DeVries, Iain Dickie, Phyllis Jestice
Fighting Techniques of the Early Modern World: Equipment, Combat Skills, and Tactics.
Christer Jorgensen, Matthew Bennett, Michael Pavkovic, Rob S. Rice, Frederick S. Schneid, Chris Scott
Thomas Dunne Books 2001 – 2002

imperiosamente otomano


Imber, Colin: El imperio otomano 1300- 1650 Ediciones B, Byblos Barcelona 2005 536 pgs.

Aunque acaba de saldarse la edición en tapa dura original de Argos Vergara, ya tenía comprada esta edición en bolsillo, que por lo menos abulta menos en el metro.
Escrito intentando ponerse desde el punto de vista turco, Imber puede que sea de los mayores expertos sobre el imperio otomano en lengua inglesa, pero si lo comparmos con otros divulgadores como Paul Johnson que publican en la misma editorial, resalta la aridez de su estilo. Curiosamente, es más interesante cuando describe instituciones supuestamente más aburridas como el derecho o el sistema provincial (siempre calcado del anterior, generalmente bizantino) que no el ejército o las visicitudes dinásticas, una tremenda sucesión de asesinatos entre familiares, demasiado parecida a la historia medieval europea, o a una mala imitación de Shakespeare.
Resulta también interesante constatar el afán que tenía la dinastía otomana con identificarse como sucesora del Imperio romano, y su gusto por autodenimonarse “romanos”.
Lo cierto es que lo añado a las entradas del blog por una curiosa errata que se ha deslizado entre tanto nombre turco, griego y latino: la utilización de mad (loco, en inglés) como si fuera un término intraducible en alguna lengua rara…