Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 11ª entrega

Guía para la colección “RBA Carros de Combate” 11ª entrega. Modelo del T-72. De nuevo tenemos cuatro títulos seguidos escritos por Steven Zaloga, el gurú para los anglosajones de todo lo que tenga que ver con el este de Europa.

41. El carro de combate T-72. T-72 Main Battle Tank 1974-1993. Zaloga, Steven; Jerchel, Michael; Sewell, Steven. 1993. (63 de la primera edición). Orígen de la “mala reputación” del T-72, este título se escribió demasiado influenciado por los informes posteriores a Desert Storm de 1991, esa guerra que no se sabe si llamar segunda o primera “Guerra del Golfo”. En ella se olvida que, además del abrumador poder aéreo, los T-72 desplegados por los iraquíes eran una versión “descafeinada” sin sensores nocturnos o todotiempo, aparte de una generación anterior a los M1 Abrams. Aun así, y mal que pese a los más modernos desarrollos de la industria rusa y ucraniana, el T-72 y sus variantes se han consolidado como los sucesores del T-55 como carro de combate “todoterreno”, para la mayoría de los ejércitos que no pueden permitirse comprar o mantener diseños más modernos. Y si no les parece gran cosa mi opinión, aquí tienen la de un magnífico especialista sobre estos temas, con una buena cantidad de argumentos.

Volviendo al volumen de Zaloga, como es natural nada se cuenta sobre este carro después de 1993.

42. Carros soviéticos pesados. Soviet Heavy Tanks. Zaloga, Steven; Grandsen, James. 1981. (72 de la edición anterior). Este título de 1981 fue en los 90 reescrito por el mismo autor en otros dos volúmenes, uno dedicado a la familia KV (ya reeditado como número 22) y otro sobre los JS, que en esta ocasión no se reedita. Una lástima.

43. El vehículo de infantería BMP. BMP Infantery Fighting Vehicle 1967-1994. Zaloga, Steven 1994 (13 de la edición anterior). Frente a la lata motorizada del M-113, poco más que un intento para proteger a la infantería del lanzamiento de piedras, la URSS fue más alla con un nuevo concepto, algo así como un carro ligero capaz de albergar un pelotón de infantería, dotado de serie con cañones, ametralladora y lanzamisiles. La carrera armamentista en este segmento ha dado lugar a supuestos transportes para seis-ocho infantes, que pesan más que un carro pesado del inicio de la segunda guerra mundial, y que inevitablemente son identificados en televisiones y periódicos como “tanques”. O a lo mejor no se equivocan tanto.

44. Guerra acorazada en el Frente Central. Tank War. Central Front NATO vs Warsaw Pact. Zaloga, Steven. 1989. (46 de la colección anterior). Si reeditar Carros soviéticos pesados me parece una mala idea, lo de esta novela de ciencia ficción ya supera todo lo descriptible. ¿Tenía interés, en 1989, elaborar una hipótesis de un enfrentamiento convencional entre la OTAN y el Pacto de Varsovia? ¿Sin armas nucleares y sin componente aéreo? ¿Con cifras que ya se sabían erróneas en ese mismo año? Pues nada, reeditémoslo en 2011, para mayor vergüenza del pobre autor, que no acierta en nada ni de casualidad.

Anuncios

Osprey por las orejas


Y además, me parece, que ultrarrepetidos. De nuevo, encuesta sobre nuevas colecciones del departamente de marketing de RBA Ediciones. Que sí, que muchas gracias por pedir nuestra opinión. Que muchas gracias por no inventarse sorteos o promociones por contestar sus encuestas, así sólo responden los auténticamente interesados.

…Pero como me pillaron abriendo el correo de mala uva contesté que no me interesaba en absoluto esta colección, así que por esta vez no puedo desvelar nada. Mea culpa.

Sin embargo, me atrevo a adivinar más o menos el contenido. Cuarenta y tantos títulos. Un montón ya habrán sido traducidos y publicados, por la misma editorial o por otra, con portadas y títulos distintos, o no. También habrá algún título reciente, y además inédito, que merecerá su disfrute, pero que ya habré comprado en anglosajón y a precio de tinta de impresora, así que aprovechen que hace buen tiempo y olvídense un rato de soldaditos y libritos, y dense un paseo, pero no por el Retiro, que les asaltarán los mercaderes de la actual Feria….

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 10ª entrega


Guía para la colección “RBA Carros de Combate” 10ª entrega. El modelo en esta ocasión es un Jagdpanther de Italeri. Jentz y Doyle escribieron un volumen en New Vanguard sobre este panzerjäger, pero no estuvo listo hasta después de publicarse esta colección por primera vez en español.

37. Variantes del Panther. Panther variants, 1942-1945. Jentz, Tom, y Doyle, Hilary Louis 1997. (23 de la edición anterior). Volumen complementerio a aquel publicado al principio de esta edición, habla del resto de variantes del panther, dedicando un buen espacio, como es lógico, al jagdpanther. Para el que se quede con ganas de saber más, aquí tiene un enlace a una magnifica -y muy técnica- web en español.

38. Flammpanzer. Carros lanzallamas alemanes. Flammpanzer. German Flametowers 1941-1945. Jentz, Tom, y Doyle, Hilary. 1995. (9 de la edición anterior). Excelente volumen sobre algunos especímenes más bien raros de carros especializados alemanes. Bien equilibrado, tanto para los que gustan de contar tornillos como para los que prefieren narraciones bélicas. Jentz y Doyle repasan una buena colección de raras versiones con lanzallamas de un buen número de carros y cazacarros alemanes, incluyendo modelos capturados.

39. Aliados de Alemania en el Frente del Este, 1941-1945. Germany’s Eastern Front Allies 1941-1945. Abbot, Peter, y Thomas, Nigel. 1982. (14 de la edición anterior). De nuevo un libro de “soldados”, en este caso las más o menos heterogéneas tropas que intentaron ayudar a los alemanes en la invasión de la URSS. Breve y conciso, es una buena introducción al tema, por lo demás muy amplio, ya que abarca las fuerzas armadas de la mitad de los países europeos de la época.

40. El carro ligero Renault FT. The Renault FT Light Tank. Zaloga, Steven. 1988. (15 de la edición anterior). El primer carro de combate que consagró la fórmula de cámara de combate-torre giratoria-motor trasero, con cadenas no envolventes. Además, fue lo suficientemente seguro mecánicamente hablando como para resultar útil, continuando en servicio en el ejército francés hasta 1940, aunque para entonces no estaba para muchos trotes. No deja de resultar significativo que sus proyectados sustitutos (Los Renault y Hotchkiss 35) recibieron su mismo armamento. Aún hoy su fórmula de diseño sigue siendo la más empleada a la hora de diseñar carros de combate.

¡Más Osprey, es la guerra!


No acabamos de digerir la última encuesta de RBA, y van y nos ofrecen por correo electrónico otra nueva serie de Osprey, en esta ocasión denominada Biblioteca Osprey Grandes Batallas.

Como puede verse en el enlace (y en la captura de pantalla adjunta) en esta ocasión se trata de 30 títulos que, a simple vista, parecen en buena parte “reciclados” con nuevas portadas de las colecciones pretéritas sobre la antigüedad, la edad media y la segunda guerra mundial. Otros sí supongo que son novedad en castellano.

Juraría que también la he visto anunciada en TV con El País al mediodía, pero como fue de refilón y es posible además que fuera en una cadena local y no nacional, no me atrevo a decir nada. En todo caso los interesados pueden consultar el minisitio web creado para su promoción en la web de RBA, e interrogar en consecuencia a su quiosquero.

ACTUALIZACIÓN: sí se vende también con El País, o algo así los domingos. He aquí su web paralela a la de RBA.

ACTUALIZACIÓN 2: No me lo apunté en la agenda y se me pasó comprar el Osprey de las Termópilas por dos euros, más el País. Un buen consejo de alguien que sí lo hizo en los comentarios.

Guía para la colección "RBA Carros de Combate" 9ª entrega

Guía para la colección “RBA Carros de Combate” 9ª entrega, con la maqueta de un Crusader III, una máquina que tiene el encanto de su fealdad.

@font-face { font-family: “MS 明朝”; }@font-face { font-family: “Cambria Math”; }@font-face { font-family: “Cambria”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 0.0001pt; font-size: 12pt; font-family: Cambria; }.MsoChpDefault { font-family: Cambria; }div.WordSection1 { page: WordSection1; }

33. El carro crucero Crusader. Crusader Cruiser Tank 1939-1945. Fletcher, David. 1995. (30 de la edición anterior). Excelente estudio para un arma no muy afortunada, pero que cumplió con dignidad las misiones que se le encomendaron. Se nota que es un libro inglés sobre historia inglesa, pero no demasiado.


34. El carro de infantería Matilda. Matilda Infantery Tank (1939-1945). Fletcher, David. 1991. (5 de la edición anterior). Otro excelente estudio de Fletcher sobre uno de los variados productos de la industria inglesa pesada. Como en el caso del Crusader, priman los aspectos técnico-industriales sobre la épica.


35. El carro de infantería Churchill. Churchill Infantery Tank 1941-1951. Perrett, Bryan. 1993. (43 de la edición anterior). El último desarrollo del concepto inglés de “carro de intantería”, heredero directo de la primera guerra mundial. Perrett da un enfoque más de “máquina vivida” que Fletcher, escribiendo un libro menos técnico y más centrado en la utilización real del carro. Muy recomendable.


36. La división acorazada de los Guardias. British Guards Armoured Division. Sandars, John. 1979. (64 de la edición anterior). Caso único de toda esta serie, este Vanguard trata de una unidad de élite, la división acorazada formada por antiguas unidades de la Guardia Real reconvertidas a blindados. Tras varios años de entrenamiento tuvo un excelente comportamiento en combate desde Normandía a Alemania, mientras otras más veteranas no pudieron seguir su ritmo. El dibujante, pésimo.



RBA estudia publicar más y más Osprey

Si el catálogo de Osprey le parecía infinito, no se preocupe; RBA conseguirá traducirlo entero.

El departamento de márketing de la editorial RBA vuelve a encuestar a sus antiguos suscriptores, buscando nuevas combinaciones de prácticamente todas las colecciones “terrestres” posibles. Como puede verse en la captura adjunta, estudian siete conceptos distintos de colección, mayoritariamente surtidas de Warrior y Elite, pero también Men-at-Arms, Duel (vale, estos pocos serán terrestres…), Command y a saber qué más. Sorprende, por ejemplo, que tengan pensadas series sobre La caballería a través de la historia o, cielos, Soldados de las guerras napoleónicas. El primer título saldría a 2 € y el resto a 8 €, sin que se pronuncien sobre si estarán encuadernados en cartoné, como la Biblioteca Osprey de la Edad Media, o en rústica, como las últimas colecciones de Soldados de Élite o Carros de Combate. Lo más probable, por la coincidencia de precio, es lo segundo.

También parece que se plantean con estos conceptos el lanzar colecciones más breves, de menos títulos, para no dar tanto miedo a los posibles coleccionistas de atarse durante año y medio a tanto libro. Por las preguntas que hacen y listas de títulos, la que parece que tiene más probabilidades de salir en breve es la de Soldados de la segunda guerra mundial.

Lo que sí parece es que no temen que el mercado esté saturado, en absoluto, así que, lejos de aquellas épocas en los que ibas a la librería especializada de la capital a comprar los carísimos títulos de Osprey, ahora es fácil que te los encuentres en el quiosco de la esquina, traducidos razonablemente bien, mejor encuadernados y a un precio tres veces inferior. ¿El problema? Pues que o te lo llevas en el momento, o encargas amplias listas al quiosquero, o te quedas sin ellos…

Los nazis de "Time-Life-Folio" de nuevo en saldo

A comienzos de los ochenta, a la editorial propietaria de las revistas Time y Life se le ocurrió rentabilizar sus fondos documentales, y editó varias series de libros, uno sobre la segunda guerra mundial, y otro centrado en el III Reich, que en nuestro país ha sido publicado con ligeras variaciones en colecciones de quioscos, tanto por Rombo como “El III Reich”, como por Folio como “El III Reich y Hitler”.

El texto, leído ahora, es bastante irregular, no sólo por la diferente calidad de los autores de cada libro, sino por lo que ha evolucionado la historiografía desde entonces. Así que no es sorprendente que todavía consideren a Speer como un “nazi bueno”, a la Gestapo como una omnipotente represora del pueblo alemán, a Heydrich como “de posibles orígenes judíos”, etc. Pero las fotos siguen siendo magníficas. Hay que tener en cuenta que hasta diciembre de 1941 EEUU era un estado neutral, así que no debería sorprendernos que Time-Life tuviera fotos a color de la invasión de Francia, o de las primeras acciones del Afrika Korps, que no tienen nada que envidiar de las de Signal. Los fastos del partido en la preguerra también salen magníficamente retratados. Y de todas formas, no sólo se surten de los fondos de Time-Life, también hay una gran cantidad de fotos de otros archivos.