spit_iiahg
Su última montura, un Spitfire Mark II del 609 Squadron, matrícula P7436

Rodolphe Charles Godfroy de Hemricourt de Grunne es el cuarto hijo del conde belga Charles de Grunne, y de la condesa originaria de Francia Marie de Montalebert. Nace, como es normal en la época, en el domicilio familiar de Etterbeek, cerca de Bruselas, el 18 de noviembre de 1911. La Gran Guerra hace que los Hemricourt viajen primero a Londres y después a París, donde Rodolphe  aprende sus primeras letras. Sin interés por los estudios, abandona la universidad en Bélgica para cursar ingeniería agrónoma en Casablanca, en el Marruecos francés. A la hora de hacer el servicio militar en 1934 intenta entrar en aviación, pero es rechazado, pese a que pide a sus contactos familiares que le recomienden. Así que sirve en caballería. Al terminar, y estimulado por su hermana Anne, se saca la licencia de piloto privado, la número 371 de Bélgica.

Rodolphe se dedica a disfrutar de la vida y no destaca por nada en especial entre los jóvenes de su edad y posición, fuera de su interés por las mujeres y los aviones. Aunque uno de sus tíos, Xavier, es senador por Rex, y otro, Guillaume, ferviente antirrexista, y encargado de la corte de la reina, no muestra ningún interés por la política. Por ello sorprende a todos cuando, en septiembre de 1936, viaja a España para unirse a las fuerzas rebeldes. Las noticias de la prensa derechista belga sobre la persecución a los católicos en la “España Roja” le deciden a presentarse en Burgos como voluntario.

grunne-he51
Grunne en Zaragoza con el He-51 2-54 HUESCA. Al fondo se ve un He-46 “Pava”, modelo que también pilotó en combate. Foto: revista Aeroplano nº 19, pg. 40.

El 9 de octubre de 1936 ingresa en las milicias de la Falange, en la Centuria Argentina. Es la pequeña “legión extranjera” de estas milicias. Combaten en el frente de Santander. En noviembre cae herido, y en el hospital conoce a un aviador que le anima a que utilice su licencia de piloto para ser más útil a la causa.

Entra en la escuela de aviación de Tablada en diciembre de 1936, y en febrero de 1937 empieza a hacer misiones de combate en Zaragoza,  en la escuadrilla de reconocimiento 3-E-11 con Heinkel 46 Pava. Después de dieciséis vuelos pasa a la aviación de asalto, pilotando Heinkel 51 de ataque al suelo en la escuadrilla 1-E-2. Con ella libra furiosos combates sobre Teruel, actuando en ocasiones como cazas, pero sin que él derribara ningún aparato. En julio es ascendido a teniente. En noviembre de 1937 es trasladado a la 4-G-12 con Romeo ro 37, en lo que él interpreta como un castigo,  y finalmente en diciembre al Grupo de caza de Ángel Salas, el 3-G-3, equipado con Fiat Cr 32. Pero tras haber completado menos de cuatro horas con el caza italiano, es transferido al 2-G-3 de Joaquín García Morato.

Volando sobre todo sobre el frente de Teruel, Grunne durante 1938 obtiene 13 derribos confirmados, seis I-15 “Chato”, seis I-16 “Mosca” y un Grumman FF-1 “Delfin”. En enero de 1939 derriba otro “Chato” sobre Cérvoles, Lérida.

cr32grunnewss
Perfil del CR-32bis de Grunne, según el libro Fiat CR 32 / CR 42, Squadron Signal nº 172.

Durante la Guerra Civil Española Grunne completa 794 horas de vuelo en 425 misiones de guerra, con 14 derribos confirmados, todos con CR-32. Pero como para la práctica totalidad de los voluntarios extranjeros en ambos bandos, la realidad de la guerra y el país fue decepcionante. Una cosa era la imagen romántica formada en origen por la prensa y la propaganda, y otra la dura realidad. Pero ha hecho buenos amigos en España, y no descarta la posibilidad de continuar una carrera en sus fuerzas armadas, si no consigue nada en Bélgica.

Aunque sus planes eran irse de España en mayo, hasta finales de junio no llega al domicilio familiar en el castillo de Aalter. La invasión de Polonia cambia todo el panorama. Desde el 3 de septiembre Grunne es movilizado como sargento de caballería de la reserva del ejército belga. Le corresponde incorporarse al escuadrón de reconocimiento de la 7º división de infantería, una unidad que ha abandonado el caballo por la bicicleta. Sólo las influencias familiares consiguen que, a los quince días, sea transferido a l’Aéronautique Militaire.

Pese a su experiencia debe pasar por la escuela de pilotos de Deurne, en la que obtiene el grado de sargento aviador de reserva pilotando Avro 504 y Fairey Fox. Sus formadores no están muy contentos con su actitud y falta de dedicación por la teoría y la disciplina, pero reconocen sus habilidades y agresividad como piloto, y le recomiendan para una unidad de caza. Y aunque Bélgica tiene una amplia gama de cazas biplanos, ademas de una escuadrilla de Fiat CR-42, Grunne es destinado al aeródromo de Schaffen, como piloto de Hurricane Mark I. Es el caza más moderno del que dispone Bélgica. Son ejemplares iniciales de producción, con hélice bipala de paso fijo y alas con recubrimiento de tela.

h30_rb
Hawker Hurricane del 2/I/2A en Schaffen-Diest durante 1939. Los biplanos del fondo son Gladiator.  Foto de Daniel Brackx – http://www.belgian-wings.be

El 12 de marzo intercepta un Dornier Do-17 cerca de St. Hubert, que ha violado la neutralidad belga, pero sus ametralladoras no funcionan y debe desistir del combate. Mientras, es ascendido a sous-lieutenant (alférez).

H-39 Nouvelle version 2
Recreación realizada en https://live.warthunder.com/  por “Spirou14” del H-39 belga.

El 10 de mayo de 1940, cuando los alemanes atacan por sorpresa Bélgica y los Países Bajos, Grunne está en un hospital, víctima de un accidente de tráfico. Aunque había orden de dispersión, la mayoría de los Hurricane fueron destruidos en tierra ese primer día. Grunne se retira al aeródromo de Montpellier-Fréjorgues. Ante la inercia de sus mandos, el 23 de junio junto con otros compañeros embarca en Port-Vendres a bordo del carguero Apapa con destino a Gibraltar. Finalmente llega a Liverpool y se incorpora a la RAF el 7 de julio. En Bélgica son declarados desertores.

Tras hacer un curso de adaptación con Miles Master, el 4 de agosto es destinado al 32 Squadron de la RAF en Biggin Hill, equipado con Hurricane.

miles master
Como el resto de pilotos extranjeros, antes de incorporarse a la RAF Grunne debe acreditar su habilidad pilotando. El entrenador avanzado Miles Master era tan veloz que se construyeron 26 ejemplares monoplazas armados, como posible caza de emergencia. Foto de un Master Mark I, Wikimedia Commons.

El 16 de agosto tiene reconocido un derribo de Bf 109E cerca de Dover, y el 17 uno dañado directamente sobre Biggin Hill. El 18 comparte el derribo de un Do 17, pero a su vez es derribado. Grunne salta en paracaídas, es gravemente herido y debe permanecer hospitalizado varios meses. Su rostro es reconstruido por el famoso cirujano plástico Archibald McIndoe. Por ello en las fotos a partir de ahora aparece tan cambiado.

N2458+GZ-_12
Recreación realizada en https://live.warthunder.com/  por “Spirou14”

Cuando se recupera los servicios de inteligencia belgas le reclutan para una misión en Portugal, desde donde debe recuperar el contacto con sus antiguos colegas españoles. Debe conseguir que liberen a un numeroso grupo de militares belgas, internados en Miranda de Ebro. Parece que lo consigue sin llegar a pisar España, o por lo menos sin dejar ningún rasgo documental. Pero a Grunne no le gustan este tipo de actividades, y pide seguir combatiendo, y reincorporarse a la RAF. A finales de abril de 1941 sirve en el 609 Squadron, equipado con Spitfire, donde se reencuentra con otros compatriotas que como él habían llegado en el Apapa.

El 21 de mayo, en una incursión en el norte de Francia (Operación Circus nº 10), su aparato es dañado. Se tira en paracaídas sobre el Canal de la Mancha, cerca de Goodwin Sands. Pese a los esfuerzos del servicio de salvamento marítimo, su cuerpo nunca fue encontrado. Un mes más tarde su hermana Anne recibe de manos del Gobierno belga en el exilio la Croix de Guerre. Sin tener noticia de nada de lo que le ha pasado, en España el Boletín Oficial del Ministerio del Aire nº 72 le concede el 15 de junio de 1941 la Medalla Militar Individual, que podría haber recibido en persona en una ceremonia colectiva preparada para el 10 de diciembre de ese año, festividad de la Virgen de Loreto.

Hasta ¡1948! no se revierte su condición de desertor para la Aeronautique Militaire. Su expediente en el Ejército del Aire Español no se cerró hasta 1955, cuando fue dado de baja simplemente por edad. Hoy su nombre figura inscrito en el monumento de caídos por Bélgica en la Segunda Guerra Mundial, en el Parque del Cincuentenario de Bruselas.

grunne-ultima
Una de sus últimas fotos, a punto de subir a un Spitfire. Aeroplano nº 19, pg. 49.

De luchar contra “los rojos” a hacerlo contra Alemania. ¿Evolución o toma rápida de decisiones?

La correspondencia de De Grunne muestra a duras penas la evolución de su pensamiento, pues lo que más le gusta es narrar con todo detalle sus hazañas guerreras. Nada más llegar a España, en su primer carta a su familia está convencido de que va a luchar “por el rey y la religión”. No ha militado nunca en ningún partido, ni siquiera le gustaban los Boy scouts. Siempre ha sido un individualista al que no le gustaban las asociaciones y clubes, y siente rechazo por la actividad política. Pero un mes más tarde muestra cierta simpatía por el Movimiento de Rex, recién escindido del partido Católico, y pide que le envíen su propaganda, que le demandan sus compañeros. En abril de 1937, al enterarse de la derrota electoral de Degrelle ante la coalición liderada por el católico van Zeeland, escribe que “todas estas cosas traerán la revolución a Bélgica”, y en otra misiva, en noviembre: “¡Un día terminaremos como España!”.

El 1 de enero de 1938, en una carta dirigida a toda su familia, al mismo tiempo que se muestra feliz de estar en la mejor unidad de caza, “con Morato, el Guynemer español” , no tiene más que desprecio para los “franquistas de salón”, y los acomodaticios rexistas:

He recibido muchas cartas de mis compañeros de Bélgica en las que dicen que me envidian (¡eso me hace reír!) y que les gustaría también venir a España… etc.. No me sorprende que el movimiento Rexista se esté desmoronando: tan pronto como nos politizamos, hemos terminado, “Tenemos que dar un golpe de estado …

Rodolphe de Grunne, como tantos otros católicos belgas de derechas, ha sido simpatizante de Rex durante su breve ascenso de 1936-1937. Pero nunca ha militado en el movimiento, ni siquiera les ha llegado a votar. Es más, como hombre de acción, en sus cartas parece despreciar la política en su conjunto, como una actividad aburrida y que sólo sirve para para entretener a los ociosos e indecisos.

La aeronáutica militar belga le pide que realice informes de inteligencia, pero ‘Rodolfo’ de Grunne se niega, pues le parece una traición a sus camaradas. Aparte de que sigue sintiendo rencor hacia los mandos que se suponía debían haberle ayudado a ingresar en su aviación. Seguirá combatiendo con su unidad en el frente de Teruel, ocupado de contar sus peripecias en el combate en sus cartas familiares.

Como tantos jóvenes conservadores, es partidario de un “gobierno fuerte”. Pero no ignora a los alemanes con los que se relaciona en España. Después de la victoria franquista, en abril de 1939, considera más oscuro el panorama de su patria que el suyo propio. Está eufórico por la victoria en la que ha participado, aunque está deseoso de regresar al hogar, y tener unos días de descanso con los suyos. No tiene esperanzas en hacer carrera en la aviación militar belga, y piensa buscar un puesto como asesor o piloto de pruebas con algún fabricante, pues es consciente que pocos belgas tienen su experiencia de vuelo en aviones modernos, no digamos ya en combate.

gr.bigo
Foto de estudio realizada en España, dedicada a su tío “Willy” (Guillaume) Jefe de la Corte de la Reina, y antirrexista. Posa con su uniforme de teniente de forma chulesca a lo falangista español. Mirada al horizonte, mano en el bolsillo, la gorra ladeada, y un bigote pintado a lo Groucho.

‘Rodolfo’ ha dejado una muy buena impresión entre sus compañeros de armas. Lejos están las desconfianzas con las que en principio se encontraban los extranjeros que llegaban por su cuenta al bando nacional. Más aún con acento francés. A fin de cuentas, sus antepasados, los condes de Grunne, estuvieron al servicio de los Habsburgo. En las cartas a su familia expresa su temor de que al llegar se le pueda considerar un traidor a la patria, y le deporten al otro lado de la frontera alemana. Algunos autores, como Balace, se toman en serio esta afirmación; pero ¿debemos entonces tomarnos también en serio esta foto, tomada en el castillo residencia de la familia en Aalter?

aeroplano-pg44
‘Roberto’ ya en Bélgica, en junio – julio de 1939, con su uniforme español, saludando ‘a la romana’ (aunque con el pulgar separado), y con un emblema de piloto de la Luftwaffe en el bolsillo derecho. Esa insignia se concedía a todos los pilotos de la Aviación Nacional que habían volado en aviones de fabricación alemana. (Foto: Revista Aeroplano nº 19 pg. 44)

Cuando Balace poco menos que descubre a Henricourt de Grunne en su estudio La droite belge et l’aide à Franco (1987) se esfuerza en demostrar que el noble belga nunca ha militado en la extrema derecha, y que fue “evolucionando”. Pero su correspondencia muestra más bien lo contrario. En definitiva, como el joven impulsivo que era, tomó sus decisiones de forma rápida y sin demasiadas reflexiones. Era un hombre de acción, individualista, pero con convicciones profundas y sencillas. Como católico quiso defender su fe, y como patriota y monárquico, su patria y su rey. Por su apariencia alegre y superficial consiguió tomar por sorpresa a su entorno, tanto a la hora de ir a España como a la de seguir combatiendo a Alemania después de las terribles derrotas de 1940, en lugar de quedarse tranquilamente en Bélgica a la espera de acontecimientos. Como nota final, hay que mencionar que su tío Xavier, el exsenador rexista, tampoco tomó el camino de la colaboración. Tras combatir en mayo de 1940 se escapó herido del hospital alemán, pero fue más adelante capturado por su actividad en la resistencia. Murió en el campo de concentración de Gross Strelitz el 4 de julio de 1944.

Bibliografía

Arráez Cerda, Juan. 2001. «Rodolphe de Hemricourt de Grunne». Aeroplano. Publicación de Historia Aeronáutica, 19: 39-49.

Balace, Francis. 1987. «La droite belge et l’aide a Franco». Journal of Belgian History – Belgisch Tijdschrift voor Nieuwste Geschiedenis 18 (3-4): 505-689.

Othen, Christopher. 2013. Franco’s International Brigades: Adventurers, Fascists, and Christian Crusaders in the Spanish Civil War. Edición: Revised ed. London: C Hurst & Co Publishers Ltd.
Roba, Jean-Louis. 1998. Cieux De Guerre. Biographie De Rodolphe De Hemricourt De Grunne – Espagne, Belgique et Angleterre. Erpe: De Krijger.

Web tributo a los aviadores belgas de la Batalla de Inglaterra.

Web sobre los Hurricane belgas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.